Carlos Audaz University

5 Power Truths The Pandemic Has Taught Me About Life

Vivimos tiempos sin precedentes. El 2020 ha sido un año con grandes desafíos. Nadie
podría haber predicho que habría una pandemia mundial que paralizaría a los países
económicamente y mataría a cientos de miles de personas.

Nadie habría imaginado el impacto que tendría en las empresas e industrias de todo el
mundo. Las empresas han despedido a sus empleados y algunas han cerrado sus
puertas. Las familias han soportado la pérdida de seres queridos y los trastornos
financieros. Varios deportes están jugando sin aficionados en una burbuja. Se han
introducido en nuestro léxico nuevos términos como "refugiarse en el lugar", "aplanar la
curva" y "distanciamiento social" que han mantenido a las personas aisladas unas de
otras. Vivimos en un mundo diferente.

Esta pandemia ha cambiado nuestra forma de vivir. Ha puesto las cosas en perspectiva y
nos ha mostrado lo que es importante en la vida. Durante mi tiempo de cuarentena y
distanciamiento social, he tenido mucho tiempo para reflexionar sobre el pasado, trabajar
en el presente y planificar el mañana. Estoy decidido a hacer los cambios necesarios para
vivir una vida mejor ahora y después de la pandemia.
Si estás dispuesto a hacer los cambios necesarios para vivir una vida mejor en la
pandemia y después, estas 5 verdades te ayudarán:
1. La vida es corta

Nadie va a vivir para siempre. No quiero parecer morboso, pero es la verdad. Pero, por
alguna razón, muchas personas actúan como si fueran a vivir para siempre. Agotan su
valioso tiempo y energía en cosas que no importan. Se preocupan por cosas que no
pueden controlar. Viven con el temor de lo que puede salir mal, por lo que nunca actúan.

Una cosa que la pandemia ha puesto de relieve es que la vida puede ser frágil e
imprevisible. La vida es demasiado corta para vivir al azar. No pierdas el tiempo
esperando el día esquivo en que tengas suficiente dinero, el sistema de apoyo adecuado,
la economía mejore o el momento perfecto para vivir tus sueños. La realidad es que
muchas personas se irán a la tumba sin experimentar todo lo que la vida puede ofrecer.
Lo peor que le puede pasar a una persona es morirse con sus sueños todavía en su
interior.

No hay mejor momento que ahora para empezar a avanzar hacia la mejor vida. Deja de
esperar al mañana porque no está garantizado. Deja de esperar a que alguien te dé
permiso porque puede que nunca aparezca. Deja de esperar el momento perfecto porque
puede que nunca llegue. Toma las riendas de tu vida. Vive sin remordimientos. Vive sin la
aprobación de los demás. Vive sin miedo. Tu vida se lo merece.

"No nos dejemos alterar por cosas pequeñas que deberíamos despreciar y olvidar.
Recuerda que 'la vida es demasiado corta para ser pequeña'". – Dale Carnegie

2. El fracaso ocurre

No dejes que el miedo al fracaso te impida ir tras tus sueños. No dejes que el miedo al
fracaso te retenga. Incluso los mejores líderes del mundo han fracasado. Fracasar forma
parte de la vida. Cuando se fracasa, hay que identificar la causa de fondo, afrontarla y
seguir adelante.

Thomas Edison, uno de los mayores inventores del mundo, comprendió que el fracaso
forma parte de la vida. Dijo: "No he fracasado 700 veces. No he fracasado ni una sola vez.
He conseguido demostrar que esas 700 formas no funcionan. Cuando haya eliminado las
formas que no funcionarán, encontraré la forma que sí lo hará".

El fracaso puede ayudarnos a darnos cuenta de cosas sobre nosotros mismos que no
conocíamos. Por ejemplo, el fracaso puede mostrarnos lo fuertes que somos ante la
adversidad. Puede ayudar a abrir nuestra visión periférica para ver otras oportunidades de
éxito que habríamos perdido sin el fracaso.

El fracaso es doloroso, pero ocurre. Cuando aprendemos que el fracaso no es nuestra
identidad, sino sólo un acontecimiento que sucedió, entonces podemos abrazar el fracaso
y utilizarlo como un trampolín para el éxito actual y futuro.
3. Actúa hoy

Concéntrese en lo que puede hacer hoy. No te preocupes por lo que deberías haber
hecho ayer o por lo que tienes que hacer mañana. Pasa a la acción hoy. Si te centras
demasiado tiempo en lo que pasó en el pasado o en lo que tienes que hacer en el futuro,
te pierdes de vivir el hoy.

Si quieres empezar a hacer ejercicio, avanzar con esa idea de negocio o empezar una
nueva carrera, hoy es el momento perfecto para actuar. Puede que las condiciones no
sean las ideales para avanzar, pero normalmente no lo son. No esperes a que se den las
condiciones óptimas porque, si lo haces, puedes perder tu oportunidad de brillar.

El éxito nunca aparece mientras te sientas a pensar, a hablar o a contárselo a los demás.
El éxito llega cuando pasas a la acción. Y recuerda, si esperas hasta que te sientas 100%

preparado para comenzar tu viaje hacia el éxito, entonces probablemente estarás
esperando el resto de tu vida.

"Los sueños no funcionan si no se pasa a la acción. La forma más segura de hacer
realidad tus sueños es vivirlos". – Roy T. Bennett

4. Separarse de las personas negativas

Algunas personas necesitan una vista de balcón de su vida. Se quejan y se quejan de
todo y no aprecian nada. Drenarán tu energía y agotarán tu entusiasmo si les permites
estar cerca de tu vida.

La vida es demasiado corta para pasarla con personas que viven en un estado perpetuo
de negatividad. Cada vez que te encuentras con ellos, no tienen nada positivo que decir.
Todas las palabras que salen de su boca son pesimistas.

Es difícil pensar en el futuro cuando estás rodeado de negatividad. Busca personas
positivas que puedan animarte y ayudarte a mantener el equilibrio. Decide hoy que no
permitirás que las personas negativas determinen tu forma de pensar, sentir y actuar.
5. Acepta el cambio

El cambio es una forma de vida. Puede ser inesperado y repentino, o puede ser
bienvenido y planificado. La vida es una serie interminable de cambios. Debemos
aprender a aceptar y adaptarnos a los altibajos que conlleva el cambio.

Abrazar el cambio no se hace de la noche a la mañana. La clave es aprender que el
cambio es un proceso, no un acontecimiento. Mucha gente teme el cambio, lo que acaba
limitando su progreso y renuncia al proceso. Nada ni nadie permanece igual.
Envejecemos, la gente se muda, las máquinas se estropean, las empresas se reducen y
los negocios cierran. El cambio no se detiene para nadie.

El cambio significa aprender, moverse, crecer y quizás lograr algo que nunca creíste
posible. El cambio llega con tu aprobación o no. Es una parte de la vida con la que todo el
mundo debe lidiar. Así que es mejor que te subas al tren del cambio y veas a dónde te
lleva.

Jack Canfield lo dijo mejor: "El cambio es inevitable en la vida. Puedes resistirte a él y ser
potencialmente atropellado por él, o puedes elegir cooperar con él, adaptarte a él y
aprender a beneficiarte de él. Cuando aceptes el cambio, empezarás a verlo como una
oportunidad de crecimiento". 4. Aléjate de las personas negativas

Algunas personas necesitan una visión de balcón de su vida. Se quejan y se quejan de
todo y no aprecian nada. Drenarán tu energía y agotarán tu entusiasmo si les permites
estar cerca de tu vida.

La vida es demasiado corta para pasarla con personas que viven en un estado perpetuo
de negatividad. Cada vez que te encuentras con ellos, no tienen nada positivo que decir.
Todas las palabras que salen de su boca son pesimistas.

Es difícil pensar en el futuro cuando estás rodeado de negatividad. Busca personas
positivas que puedan animarte y ayudarte a mantener el equilibrio. Decide hoy que no
permitirás que las personas negativas determinen tu forma de pensar, sentir y actuar.
5. Acepta el cambio

El cambio es una forma de vida. Puede ser inesperado y repentino, o puede ser
bienvenido y planificado. La vida es una serie interminable de cambios. Debemos
aprender a aceptar y adaptarnos a los altibajos que conlleva el cambio.

Abrazar el cambio no se hace de la noche a la mañana. La clave es aprender que el
cambio es un proceso, no un acontecimiento. Mucha gente teme el cambio, lo que acaba
limitando su progreso y renuncia al proceso. Nada ni nadie permanece igual.
Envejecemos, la gente se muda, las máquinas se estropean, las empresas se reducen y
los negocios cierran. El cambio no se detiene para nadie.

El cambio significa aprender, moverse, crecer y quizás lograr algo que nunca creíste
posible. El cambio llega con tu aprobación o no. Es una parte de la vida con la que todo el
mundo debe lidiar. Así que es mejor que te subas al tren del cambio y veas a dónde te
lleva.

Jack Canfield lo dijo mejor: "El cambio es inevitable en la vida. Puedes resistirte a él y ser
potencialmente atropellado por él, o puedes elegir cooperar con él, adaptarte a él y
aprender a beneficiarte de él. Cuando aceptes el cambio empezarás a verlo como una
oportunidad de crecimiento.”

× How can I help you?