Carlos Audaz University

El Secreto de tu éxito se Encuentra en Hacerte a ti Mismo Algunas Preguntas muy Poderosas

ABenjamín Franklin se distingue no sólo
por el hecho de que su rostro estaba
impreso en billetes de 100 dólares, sino
también por empezar y terminar sus días

haciéndose preguntas poderosas.
Benjamin se levantaba temprano al
amanecer cada mañana, y su día
comenzaba con la pregunta: "¿Qué bien
puedo hacer hoy?"

Luego, después de responder a esta
pregunta, tras un breve desayuno, se
ponía a trabajar, a estudiar, a escribir, a
pensar, y al final del día, antes de
acostarse, se hacía otra pregunta: "¿Qué
bien he hecho hoy?".

Además, no importaba el día de la
semana, ni el fin de semana, ni el
invierno, ni el verano, esta parte de su
horario diario nunca cambiaba. El
programa diario de Benjamín era muy
apretado. Se cuestionaba la dirección de
su mañana, el trabajo del día, y luego se
cuestionaba a sí mismo para evaluar su
trabajo. Luego dormía, y sus actividades
del día siguiente eran una repetición de
las del día anterior.

Benjamin Franklin sigue siendo
respetado. Su programa diario le ayudó a
alcanzar sus objetivos, sus sueños y a
moldear su personalidad. Por lo tanto, si
se le preguntara cómo logró sus
objetivos o cambió su mentalidad,
sonreiría y respondería "Querido, la mejor
manera de cambiar tu mentalidad es
haciéndote preguntas".

Pocas veces nos encontramos en la vida
con personas que nos digan lo
importante que es hacerse preguntas,
como hizo Benjamin. No vemos ningún
beneficio en estas actividades, así que no
las practicamos. Hay razones para ello.

"Acostarse temprano y levantarse
temprano hace a un hombre sano, rico y
sabio". – Benjamin Franklin

Por qué a la gente no le gusta hablar
consigo misma

Para muchos, hablar consigo mismo
parece una actividad aburrida. Ver la
televisión es mucho más agradable. Se
cree que hablar con uno mismo no aporta
mucho valor. Pero los estudios han
demostrado que las respuestas tienen un
gran impacto en el cambio de la
personalidad. La capacidad de hacerlo es
un don innato sin el cual no podríamos
mejorar. Por eso las preguntas son
utilizadas por todos los psicólogos
destacados que trabajan con pacientes.
Mire a su alrededor, las preguntas se
utilizan en cada oficina, en cada familia e
incluso en nuestra vida personal. Por lo
tanto, las personas de éxito pasan mucho
tiempo respondiendo a las preguntas más
importantes para ellos mismos. Al fin y al
cabo, una persona no puede cambiar si
se hace las mismas preguntas y las
responde de la misma manera que antes.

Cuáles son los beneficios de responder a
las preguntas:
1. Las preguntas moldean tu personalidad
y tu mentalidad

Las preguntas crean modelos nuevos y
más flexibles en el cerebro que utilizan
una gama más amplia de información.
Cuanto más patrones y plantillas se
crean, más fácil es encontrar mejores y
mayores soluciones. Cuando surgen
problemas, el cerebro elige la opción más
óptima entre varias posibles, en lugar de
ceñirse a un patrón antiguo y que
posiblemente ya no funcione. A través de
las preguntas y respuestas, los niños
aprenden la causa y el efecto y, sobre
todo, comprenden el significado de las
palabras.
2. Las preguntas le ayudan a abrir su
mente y a superar la mentalidad estándar

Cuanto más flexible sea tu cerebro, más
información variada podrá absorber, lo
que te permitirá ver diferentes
perspectivas y, lo que es más importante,
ser menos parcial y limitado.
3. Las respuestas frecuentes a las
preguntas nos hacen más rápidos

¿Has conocido a alguien que se mueve
con lentitud? A menudo, estas personas
son bastante lentas a la hora de
responder a las preguntas. Todo está
relacionado. Cuanto más te hagas las
mismas preguntas, más rápido las
responderás. Cuando eres capaz de
responder a la pregunta "¿qué puedo
hacer hoy por mi sueño?" en un segundo,
tus planes diarios se vuelven muy claros,
y ya no te paras en medio del cruce, lo
que te da fuerzas para moverte más
rápido. Cambia tu carácter y afecta a tu
temperamento.
4. Al hacer las preguntas correctas,
creamos la verdadera felicidad y la paz

Sabemos lo que es una sensación de paz
y armonía, pero no todo el mundo se
toma el tiempo necesario para entender
qué es lo que provoca estos
sentimientos. Cuando empezamos a
hacer preguntas más profundas sobre
estos temas tan importantes, empezamos
a entender mejor cómo sentimos estos
sentimientos. Créeme, si respondes a tus
preguntas relacionadas con la felicidad
cada día, automáticamente querrás
sonreír. Porque mientras trabajas en tu
carácter, sabrás que te estás tomando
tiempo para ti mismo. Te sentirás
orgulloso de ti mismo.
5. Desarrollas la creatividad y aprendes a
cambiar de perspectiva

¿Sabes lo importante que es mirar las
cuestiones desde una perspectiva
diferente? Al emprender esta tarea,
desarrollas tu imaginación y aprendes a
mirar la vida desde diferentes

perspectivas: "¿Y si lo hago de forma
diferente a la anterior?"

"La mayor tragedia para cualquier ser
humano es pasar toda su vida creyendo
que la única perspectiva que importa es
la suya". – Doug Baldwin

6. Puedes llegar a aceptar las críticas
internas y aprender a aceptar
adecuadamente las críticas externas
Preguntas poderosas para hacerse
regularmente

Acabamos de hablar de los pros, los
beneficios y las ventajas de hacerse
preguntas, así que ahora es lógico hablar
de los puntos fuertes que tienen mayor
impacto en el autodesarrollo.

Hay muchas preguntas de este tipo.
Algunas de las preguntas que te haces
parecen sencillas, pero en realidad son
profundas. Por ejemplo: "¿Qué significa
para ti la felicidad?", "¿Puedes sentirte
bien incluso cuando tienes problemas
cotidianos?", "¿Hay algo que hagas cada
día para alcanzar tus sueños?".

También vale la pena recordar las
preguntas de Benjamín Franklin, de las
que ya hemos hablado.

Otras preguntas son más complejas:
"¿Qué es lo más importante en tu vida?".

Por ejemplo, a mi buen amigo Daniel
también le gusta responder a las
preguntas. Voy a compartir sus
reflexiones:

Todas las mañanas, cuando suena el
despertador a las 7:00, diciendo "buenos
días, sol", me pregunto: ¿qué tipo de vida
quiero vivir? Esta pregunta me hace
levantarme por la mañana con la mayor
energía porque sé lo que tengo que hacer
para que mi día sea increíble. Sé que si
no me muevo, si me quedo en la cama
pulsando el botón de repetición, me
perderé momentos increíbles. ¡Este tipo
de pensamiento me hace salir de la cama!
Otras preguntas que me hago a lo largo
del día

Por la mañana:

¿Qué es lo más importante y qué debo
hacer hoy?

A lo largo del día:

¿Por qué me siento como me siento?
¿Puedo sentirme mejor pase lo que
pase o haga lo que haga?

Por la noche:

¿Qué fue lo bueno de mi día?
¿Qué he aprendido?
¿Qué hay que mejorar?
¿Qué me frena?
¿Cómo lo voy a mejorar?

QUIERES SER REALMENTE LIBRE Y GENERAR DINERO DESDE CUALQUIER PARTE DEL MUNDO?

APUNTATE GRATIS AHORA A LA CLASE MAESTRA de BLACKBUSINESS

× How can I help you?