Carlos Audaz University

Entrepreneurs: Here’s the Best Method to Help You Get Your Money Right

Hace unos años, me llamaron para que ayudara a una joven empresa tecnológica con
una importante estrategia comercial. Buscaban ayuda con su marketing y, cuando me
enteré de que habían recibido 350.000 dólares en capital inicial, me entusiasmé.

Habían desarrollado una aplicación, algo relacionado con el sector de la restauración, y
necesitaban ayuda para comercializarla. Eran solo dos chicos, un desarrollador y un
licenciado en empresariales. Eran amigos de la universidad y estaban dispuestos a dejar
su huella en la industria tecnológica de Toronto a lo grande.

Cuando llegué a su sorprendentemente lujosa oficina, supuse que ya habían hecho un
montón de ventas. Les pregunté a qué destinaban su capital inicial. Al parecer, pensaron
que tener una oficina de "magnate de la tecnología" y alquilar un Lexus de la empresa era
el camino a seguir. Les pregunté por su presupuesto de marketing, y se mostraron reacios
a subirlo hasta los 10.000 dólares.

El resto, dijeron, era para "branding"… un término que se usa demasiado a menudo para
significar "darse un estilo de vida fastuoso". Me mostraron la puerta cuando sugerí que
deberían dirigir la empresa desde su dormitorio y gastar al menos 140.000 dólares en
marketing.

La empresa ya no existe. Su proyecto murió, porque nadie sabía quiénes eran. Parece
que conducir un Lexus no significa nada si los dueños de los restaurantes nunca te ven
llegar a la puerta para reunirse con gente de la que nunca han oído hablar.

Así que, si eres un negocio emergente, pequeño o unipersonal, ¿cómo decides qué hacer
con tu dinero? Y lo que es mejor, ¿cómo decidir cuáles deben ser sus objetivos de
ventas?

Mi recomendación: el método 4-3-2-1. Esto es lo que es:
4: 40% a su negocio

Si te tomas en serio el crecimiento de tu negocio, la mayor parte de tu capital inicial y de
las primeras ventas debería volver a tu negocio. De hecho, recomiendo un 40%, al menos
hasta que alcances un nivel de éxito y comodidad (¡la comodidad es importante!) en el
que puedas reducirlo. Ese 40% puede destinarse a suministros, personal, envíos o lo que

sea. Pero al principio, le recomiendo encarecidamente que se centre en el marketing. El
marketing consiste en asegurarse de que tu mejor cliente sepa que estás ahí. Si no lo
saben, nada más importará.

"No me digas dónde están tus prioridades. Muéstrame en qué gastas tu dinero y te diré
cuáles son". -James W. Frick

3: 30% a los impuestos

Parece extraño pensar en pagar por adelantado tus impuestos. Pero si asumes un tipo
impositivo bastante conservador del 30% sobre tus ganancias, ocurren un par de cosas
buenas.

En primer lugar, no se encontrará con sorpresas desagradables en caso de que su
contabilidad no esté a la altura. Tener que pagar una factura de impuestos de cinco cifras
en tiempos de vacas flacas no es algo que quieras que surja de la nada.

En segundo lugar, suponiendo que haya gastado el 40% de sus ganancias en gastos
reales de la empresa, hay muchas posibilidades (aunque no una garantía) de que, en el
peor de los casos, no tenga que pagar ningún impuesto adicional. En el mejor de los
casos, es posible que recuperes ese dinero en forma de reembolso el año que viene…
que podrás reinvertir en tu negocio (utilizando la misma fórmula).
2: 20% a las inversiones

Si no estás invirtiendo, no estarás ganando mañana. La cuestión es que, a largo plazo, tu
negocio necesita poseer algo más que las cosas de la oficina. Trata tu negocio como tu
vida, y tendrás una visión más amplia. Al colocar el 20% de tus ganancias en inversiones
diversificadas, aumentas los ingresos de tu negocio. También es una gran protección: si
los tiempos se ponen difíciles, tendrás un capital que podrás vender para salir adelante.
1: Un 10% para ti mismo

Me refiero a los sueldos más altos en general, pero para el que trabaja desde casa o es
un empresario en solitario, esto es lo que te guiará hacia tu objetivo de ventas. Si has
decidido que sólo quieres vender 1.000 dólares al mes en servicios, pero asignas 100
dólares a tus propios ingresos, no vas a avanzar muy rápido.

Para mí, en mi etapa de la vida, me sentiría cómodo con, digamos, 5.000 dólares al mes
en ingresos personales. Eso significa que mis objetivos de ventas para el año que viene
deberían ser del orden de 50.000 dólares al mes. Eso es factible en los campos en los
que trabajo, y siempre que gaste (en este ejemplo) 20.000 dólares (40%) al mes en
marketing, es bastante alcanzable.

Si quieres llevarte a casa 10.000 dólares al mes, tus objetivos de ventas deberían ser del
orden de 100.000 dólares, según este método.

Ahora, recuerda que 100.000 dólares al mes es un objetivo bastante elevado para
algunas personas. Pero apuntar a ese 10% de ganancias personales es una buena
manera de ver cuánto necesitas para salir adelante. Si eres capaz de cumplir con tus
obligaciones con 1.500 dólares al mes, entonces apunta a 15.000 dólares al mes en
ventas.

"Mucha gente cree que no es buena para ganar dinero, cuando lo que no sabe es cómo
utilizarlo". -Frank A. Clark

Por cierto, 100.000 dólares al mes en ventas, siguiendo este método, significa que estarás
gastando 480.000 dólares al año en el marketing de tu negocio, prepagando 360.000
dólares en impuestos (¡imagina eso como reembolso!), e invirtiendo 240.000 dólares al
año para crecer.

Y, en teoría, puedes repetir esto con tus propios ingresos:

10.000 dólares al mes significa:

4.000 dólares en gastos del "negocio" (del hogar);

3.000 dólares en impuestos
$1,000 in money to play with

Only as an example, of course.

Remember, if you’re unsure of where to set your sales goals, whether in your main
business or a side hustle, figure out first how much you need — or want — personally.
Make that number 10%, and you’ll have your overall sales targets. Focus your earnings on
business building and long-term growth, and that 10% figure will compound considerably.

× How can I help you?