Carlos Audaz University

How Does Emotional Intelligence Impact Entrepreneurship?

No es necesario ser la persona más
inteligente del planeta para tener éxito.

Las habilidades y la personalidad
desempeñan un papel importante en el
éxito de un empresario. La inteligencia
emocional es uno de esos rasgos de los
que dan fe los empresarios de éxito. La
inteligencia emocional ha aparecido en
escena en los últimos años como el
secreto del éxito en el mundo
empresarial. Hoy en día, muchas
organizaciones buscan esta cualidad a la
hora de contratar a su equipo directivo.
¿Qué es la inteligencia emocional?

Es la capacidad de reconocer y
comprender las propias emociones, así
como las de los demás. A nivel práctico,
las personas con inteligencia emocional
son capaces de gestionar sus propias
emociones, ayudar a los demás a
gestionar las suyas y canalizar esas
emociones de la mejor manera posible en
el trabajo. Se dice que las personas con
inteligencia emocional son más
empáticas.

Son buenas para entender la perspectiva
de otra persona y ver los problemas
desde puntos de vista alternativos, lo que
puede ayudarles a la hora de abordar los
problemas. Estas características suelen
convertirlos en magníficos y
considerados comunicadores. La
inteligencia emocional es una cualidad
muy apreciada e increíblemente útil que
todo empresario debería tener.

"Si tus habilidades emocionales no
están en la mano, si no tienes conciencia
de ti mismo, si no eres capaz de gestionar
tus emociones angustiosas, si no puedes
tener empatía y tener relaciones
efectivas, entonces no importa lo
inteligente que seas, no vas a llegar muy
lejos". – Daniel Goleman

El impacto de la Inteligencia Emocional
en el espíritu empresarial

Mejora del autoconocimiento

Como emprendedor, debes saber dónde
estás emocionalmente. Porque te
permitirá distinguir y expresar
vigorosamente tus propias emociones y
serás más precavido para que tus
emociones no se vuelvan locas y
distorsionen tu percepción. Sólo puedes
mantener el control de tus sentimientos
cuando eres consciente de tus
emociones y entiendes cómo te afectan
en tu trabajo diario. La mejora de la
autoconciencia mejorará tu toma de
decisiones y te ayudará a evitar la toma
de decisiones impulsivas.
Conviértase en un comunicador más
eficaz

Es difícil mantener una conversación
profunda con la gente si no empatizas
con ella. Si no puedes entender los
sentimientos de los demás, la

comunicación es más onerosa y menos
eficaz en general. Los empresarios con
una alta inteligencia emocional pueden
utilizar la empatía, el pensamiento crítico
y las habilidades sociales para idear
soluciones, establecer buenas
conexiones y, finalmente, ganarse a la
gente.
Aprender a entender mejor a las personas

La gestión de las relaciones y la
conciencia social son partes esenciales
de la inteligencia emocional de cara al
exterior, especialmente en lo que
respecta a la relación con el consumidor.

Al fin y al cabo, las conversaciones
comerciales son vitales para establecer
contactos y cerrar acuerdos.
Evidentemente, estas conversaciones
sólo son realmente convincentes cuando
se comprenden las áreas problemáticas
de la persona con la que se habla. Ser

real y honesto en las conversaciones –
ceder, por ejemplo, cuando no se tiene la
menor idea de la respuesta adecuada-
puede parecer un consejo fundamental.
Sin embargo, son cruciales para crear
compatibilidad y empatía con las
posibilidades de venta.

Los consumidores se abrirán a ti después
de que les muestres cierta empatía.
Estarán dispuestos a compartir sus
experiencias. Gracias a ello, podrá
adquirir conocimientos clave que le
permitirán ajustar su discurso de ventas
o modificar mejor sus productos y
servicios para satisfacer las necesidades
de los consumidores. Una vez que haya
colocado estos componentes clave en el
palacio, es seguro que los resultados de
las ventas serán mayores.

La gestión de las relaciones y la
conciencia social se convierten en el
factor más importante a la hora de crear

el equipo de su empresa. La inteligencia
emocional le ayudará a establecer una
cultura positiva que impulse a los
empleados a dar su mejor esfuerzo.
Mejor control de las emociones

Emprender no es un camino de rosas. El
camino hacia el éxito empresarial tendrá
muchos obstáculos y los empresarios
tendrán que lidiar con todo, desde
consumidores problemáticos hasta
lanzamientos fallidos y conversaciones
difíciles. No puedes controlar todo lo que
ocurre, pero si tienes una alta inteligencia
emocional, puedes mejorar en el
reconocimiento de tus sentimientos en
situaciones problemáticas sin reprimirlos
o estallar en un momento inapropiado.
Tener la capacidad de controlar tus
sentimientos es clave cuando hablas con
inversores y otros socios importantes
para tu negocio.

Por ejemplo, una vez un cofundador de
una startup se enzarzó en una acalorada
discusión con un inversor y empezó a
persuadirle para que le despidiera.
Después no le quedó más remedio que
aceptar la condición del inversor para
salvar la relación. Y la condición del
inversor era que el cofundador consultara
a un consejero para trabajar su
inteligencia emocional, entonces sólo el
inversor pensaría en continuar la
relación.

"La autoconciencia emocional es el
bloque de construcción de la siguiente
inteligencia emocional fundamental: ser
capaz de sacudirse el mal humor". –
Daniel Goleman
El impacto de la inteligencia emocional en
el espíritu empresarial
Mejora del autoconocimiento

Como emprendedor, debes saber en qué
punto te encuentras emocionalmente.
Porque te permitirá distinguir y expresar
vigorosamente tus propias emociones y
serás más cauteloso a la hora de que tus
emociones se vuelvan locas y
distorsionen tu percepción. Sólo puedes
mantener el control de tus sentimientos
cuando eres consciente de tus
emociones y entiendes cómo te afectan
en tu trabajo diario. La mejora de la
autoconciencia mejorará tu toma de
decisiones y te ayudará a evitar la toma
de decisiones impulsivas.
Conviértase en un comunicador más
eficaz

Es difícil mantener una conversación
profunda con la gente si no empatizas
con ella. Si no puedes entender los
sentimientos de los demás, la
comunicación es más onerosa y menos
eficaz en general. Los empresarios con
una alta inteligencia emocional pueden

utilizar la empatía, el pensamiento crítico
y las habilidades sociales para idear
soluciones, establecer buenas
conexiones y, finalmente, ganarse a la
gente.
Aprender a entender mejor a las personas

La gestión de las relaciones y la
conciencia social son partes esenciales
de la inteligencia emocional de cara al
exterior, especialmente en lo que
respecta a la relación con el consumidor.

Al fin y al cabo, las conversaciones
comerciales son vitales para establecer
contactos y cerrar acuerdos.
Evidentemente, estas conversaciones
sólo son realmente convincentes cuando
se comprenden las áreas problemáticas
de la persona con la que se habla. Ser
real y honesto en las conversaciones –
ceder, por ejemplo, cuando no se tiene la
menor idea de la respuesta adecuada-

puede parecer un consejo fundamental.
Sin embargo, son cruciales para crear
compatibilidad y empatía con las
posibilidades de venta.

Los consumidores se abrirán a ti después
de que les muestres cierta empatía.
Estarán dispuestos a compartir sus
experiencias. Gracias a ello, podrá
adquirir conocimientos clave que le
permitirán ajustar su discurso de ventas
o modificar mejor sus productos y
servicios para satisfacer las necesidades
de los consumidores. Una vez que haya
colocado estos componentes clave en el
palacio, es seguro que los resultados de
las ventas serán mayores.

La gestión de las relaciones y la
conciencia social se convierten en el
factor más importante a la hora de crear
el equipo de su empresa. La inteligencia
emocional le ayudará a establecer una

cultura positiva que impulse a los
empleados a dar su mejor esfuerzo.
Mejor control de las emociones

Emprender no es un camino de rosas. El
camino hacia el éxito empresarial tendrá
muchos obstáculos y los empresarios
tendrán que lidiar con todo, desde
consumidores problemáticos hasta
lanzamientos fallidos y conversaciones
difíciles. No puedes controlar todo lo que
ocurre, pero si tienes una alta inteligencia
emocional, puedes mejorar en el
reconocimiento de tus sentimientos en
situaciones problemáticas sin reprimirlos
o estallar en un momento inapropiado.
Tener la capacidad de controlar tus
sentimientos es clave cuando hablas con
inversores y otros socios importantes
para tu negocio.

Por ejemplo, una vez un cofundador de
una startup se enzarzó en una acalorada

discusión con un inversor y empezó a
persuadirle para que le despidiera.
Después no le quedó más remedio que
aceptar la condición del inversor para
salvar la relación. Y la condición del
inversor era que el cofundador consultara
a un consejero para trabajar su
inteligencia emocional, entonces sólo el
inversor pensaría en continuar la
relación.

"La autoconciencia emocional es el
bloque de construcción de la siguiente
inteligencia emocional fundamental: ser
capaz de sacudirse el mal humor". –
Daniel Goleman

Unir al equipo mediante la mejora del
liderazgo

Independientemente de que se encuentre
en las primeras fases de creación de una

empresa, lo más probable es que esté
pensando en el momento en que tenga un
equipo trabajando para usted. Los líderes
que tienen una IE elevada sacan lo mejor
de sus empleados. Es la base para
desarrollar el respeto, una visión unida y
un buen espíritu de equipo. Lo que
conduce a una mayor eficiencia. Es
especialmente crucial para los
empresarios que gestionan y retienen a
los empleados a distancia. Desde la
pandemia mundial, muchas personas
trabajan a distancia. La inteligencia
emocional es importante para los líderes
que quieren que sus empleados sean
productivos lejos de un lugar de trabajo
centralizado.
Cómo mejorar tu inteligencia emocional

Ahora que ya sabes lo importante que es
la inteligencia emocional para el éxito de
tu empresa. He aquí algunas formas de
mejorar tu inteligencia emocional a diario
y ponerte en marcha.

Lea libros – Leer sobre las historias de
éxito de otros puede ayudarle a saber qué
pasos debe dar para alcanzar sus
objetivos.
Practica la empatía – Durante tus
conversaciones habituales con colegas,
amigos y familiares, practica la empatía.
Escuche realmente lo que se dice y audite
su autopercepción en consecuencia. A
menudo tendemos a dirigir las
discusiones en una dirección
determinada, en lugar de escuchar
atentamente y responder con empatía.
Consulta a un consejero – Llevar un
control de los progresos de tu
inteligencia emocional por tu cuenta es
difícil, ya que, como empresario, tienes
que ocuparte de muchas otras cosas.
Consultar a un consejero puede ser de
ayuda, ya que establecerá puntos de
referencia, le ayudará a identificar sus
emociones y evaluará su rendimiento de
forma continua. No tengas reparo en

pedir ayuda: tener a alguien de tu lado
hace que el proceso sea mucho más
sencillo y es muy probable que tengas
éxito.

× How can I help you?