Carlos Audaz University

The Counterintuitive Motivation Hack That You Are Missing

Los humanos siempre buscamos esa chispa que nos haga avanzar cuando estamos
atascados. Sabemos lo que tenemos que hacer pero luchamos contra nosotros mismos
para hacerlo realmente. Además, es una salida fácil no cumplir con nuestros compromisos
con nosotros mismos, "simplemente no estoy motivado".

Puede que busquemos en Instagram algunos vídeos de ejercicios, en Youtube discursos
de motivación o que leamos un artículo muy parecido a este para ponernos en marcha.
Puede que funcione ocasionalmente, pero la mayor parte del tiempo, sólo estarás mirando
tu pantalla en su lugar y postergando para otro día.

El problema de confiar en la motivación para ponerse en marcha es que este sentimiento
es fugaz e inconsistente. Es estupendo cuando nos sentimos alineados con nuestros
objetivos y podemos aprovecharlo, pero si no lo tenemos, no es muy útil esperar hasta
que ese sentimiento vuelva, ya que puede pasar bastante tiempo.

Hay dos partes para resolver este problema de motivación:
1. Abordar lo que se interpone en el camino

Cuando nos sentimos apáticos o desmotivados, suele haber algo más en nuestras vidas
que influye en nuestra forma de pensar sobre la consecución de nuestros objetivos.
Puede ser que nos sintamos estresados, abrumados o ansiosos, y que pasemos mucho
tiempo tratando de apagar incendios y permitiendo que otras tareas tengan prioridad.

La práctica de la meditación, la atención plena y la respiración es esencial para tener una
mejor mentalidad que nos permita afrontar estos retos con mayor eficacia. Esta
mentalidad nos permite ahorrar nuestra energía y estar en un estado mental calculado y
tranquilo.

La falta de motivación puede disfrazarse de un dolor emocional más profundo como la
vergüenza, la culpa, la ira o el resentimiento. Cuando nos sentimos emocionalmente
pesados y agobiados, esto hace que todas las áreas de nuestra vida sean más difíciles.

Examinemos estos sentimientos que tenemos sobre nosotros mismos y el mundo y sus
historias. Podemos identificar lo que es verdad o simplemente una invención. Cuanto más
verdad y claridad tengamos, más ligeros y claros nos sentiremos, y ésta es la energía de
la motivación y el impulso.

Estar demasiado centrados en el resultado nos quita la intención de entregarnos al
proceso. Tendemos a adelantarnos demasiado y a apegarnos al resultado, y cuando no
vemos la respuesta que queremos, nuestra motivación disminuye.

Un enfoque más útil es seguir las estrategias diarias necesarias para obtener el objetivo
final. Este enfoque nos permite dar más presencia y conciencia a lo que podemos influir
diariamente, haciéndolo más manejable y más sencillo. El éxito no es un viaje lineal; hay
altibajos, pero llegaremos más rápido y más fácilmente si nos atenemos al proceso.

"Odio cada minuto de entrenamiento. Pero me dije, no renuncies. Sufre ahora y vive el
resto de tu vida como un campeón". – Muhammad Ali

Recapitulando, esto es lo que impacta en nuestra motivación:

Aparecen problemas y retos en nuestra vida que nos quitan tiempo, energía y ganas.
Un estado emocional pesado y la historia que nos contamos al respecto, que nos
mantiene atascados.
Centrarse demasiado en el resultado en lugar del proceso necesario para conseguirlo.

La segunda parte para resolver este problema de motivación es no necesitar la motivación
en absoluto, sino aprovechar una estrategia mucho más poderosa en su lugar.
2. Crear impulso

Cuantas más acciones emprendamos, más impulso tendremos, y cuanto más impulso
tengamos, más motivados estaremos. Eso requiere que superemos la resistencia inicial
de extendernos y salir de nuestra zona de confort. Aun así, cuanto más a menudo lo
hagamos, más fácil será este proceso.

El poder de los bucles de retroalimentación positiva es que la acción positiva conduce a
resultados positivos, lo que lleva a sentimientos positivos (motivación). El efecto bola de
nieve se acumula y coge velocidad, y una vez que empieza, es difícil de frenar.

Lo que puede romper el impulso y hacernos retroceder es mirar las cosas equivocadas. El
cerebro humano está programado para la negatividad, por lo que tendemos a centrarnos y
a concentrar nuestra energía en algo que percibimos que no va bien. Podemos perder de
vista los pequeños triunfos y victorias en el camino.

El impulso se manifiesta mediante un diario y un trabajo basado en la autorreflexión. Este
proceso crea asociaciones más fuertes con los cambios y los pasos que estamos dando,
incluso si todavía no se ha manifestado en un resultado tangible. La creación constante
de impulso nos lleva a desprendernos del resultado y a centrarnos en el proceso.

"Las personas motivadas siempre encuentran un camino. Las personas desmotivadas
siempre encontrarán la manera de no hacerlo". – Ed Latimore

La búsqueda de la perfección o la mentalidad de "todo o nada" es una de las formas más
ineficaces de crear impulso. Lo que suele ocurrir es que una vez que "metemos la pata",
nos decimos que volveremos a empezar la semana que viene o en otra fecha arbitraria.
Este ciclo de ser consistentemente inconsistente continúa una y otra vez.

Tenemos que entender que vamos a meter la pata de vez en cuando, que hay cosas que
escapan a nuestro control y que tenemos que volver a empezar donde lo dejamos. Esta
perspectiva hará que, en última instancia, alcanzar nuestros objetivos sea más rápido,
más fácil y más agradable.
Podemos crear más motivación e impulso en nuestras vidas mediante estas estrategias
prácticas. Sin embargo, también es importante entender que la práctica continua del
compromiso con nuestros objetivos y deseos debe tener prioridad sobre cómo nos
sentimos en ese momento.

× How can I help you?